Actualmente Occidente está inmerso en la Era de la Información, donde la cantidad de conocimiento y recursos a disposición del ciudadano es abrumadora.

Pero sin embargo parece que las tendencias sociales nos alejan de aprovechar dicho potencial.

Nunca antes en la historia se había dado tal casuística, podemos indagar y formarnos en cualquier materia de manera autodidacta… ¡En lo que queramos! ¿Imagináis el valor que podríamos aportar al mundo si esa fuera nuestra propensión?

El problema es que se ha normalizado el uso improductivo de la tecnología, y eso no permite valorar la oportunidad. La tendencia ahora es la «infoxicacion», la información para aturdir, la tecnología para distraer, no para crear consciencia.

A ello debemos sumarle la falta de motivación y orientación que recibe la juventud sobre las distintas disciplinas de las Ciencias Sociales a lo largo de su adolescencia. Un papel que cubre la televisión y las nuevas plataformas de contenido multimedia. Son por desgracia los nuevos agentes socializadores.

Desafortunadamente la apatía y la desinformación se apodera de la rutina de cientos de miles… Y como resultado obtenemos, altos índices de fracaso, abandono, mediocridad, pueblos ineficientes, ciegos y súbditos…

Si estás leyendo estas palabras es porque te interesa la sociedad, el cambio social y su estudio. Seguramente te guste retar a la mente con preguntas incómodas…

Como puedes observar este blog no tiene como fin el lucro, la publicidad o el sentimiento de negocio. Simplemente pretende ser un rincón web donde leer cosas distintas, asuntos interesante que nos atañen como ciudadanos de una sociedad cambiante y desbocada. Pensar, reflexionar y replantearnos las situaciones cotidianas, arrojar luz en aquellas áreas poco conocidas de las Ciencias Sociales.

Utopía Cívica como instrumento canalizador de consciencia y cambio.